Granja_slider_1
0

Residencia La Granja Centro de Arte

La Granja es un espacio dedicado a la creación artística, la creación de conocimiento y la creación de entornos sociales y naturales más armónicos que  inicia operaciones en el año 2007 y se ubica en el pueblo de Amanalco de Becerra, a 20 minutos de Valle de Bravo, en el Estado de México. A partir de su asociación con el Rancho Los Alevines – productor de trucha arco-iris, La Granja se propone crear un modelo operativo original y autosustentable a largo plazo, cuyo fin es el de generar relaciones sólidas y novedosas entre la empresa privada, artistas, y comunidades rurales de la zona. Siendo un espacio natural único, rodeado de ríos, estanques y con una rica biodiversidad, este centro de arte se establece como un santuario ecológico para especies tanto animales como vegetales nativas de la zona. Y con los años, La Granja se convertirá en un jardín-museo, que incluirá obras donadas y creadas exprofesamente para el espacio por los artistas invitados.

Más información sobre la Granja

trx_post

 

Gracias a esta residencia, fue posible el trabajo de un mes de concentración intensiva en sus fantásticas instalaciones alejadas del vértigo citadino y permiten un desarrollo reflexivo mucho más profundo del trabajo creativo. Esta beca otorga un apoyo económico para la investigación y la producción artística y facilita las instalaciones necesarias. El proyecto a desarrollar se tituló Espacio pervertido, Tiempo dislocado, Emanación y Contención y se regía por una exploración de perspectiva doble:

Desde la perspectiva de la danza, los detonadores iniciales se encontraban por un lado en la exploración de movimiento a partir de espacios incómodos que restringieran el rango de movimiento y por el otro en la relación temporal que el cuerpo establece con el audiovisual buscando una ruptura con el flujo continuo y lineal del tiempo escénico, por lo que el trabajo se determinó en dos categorías: espacio pervertido y tiempo dislocado

Desde la perspectiva del audiovisual digital, se trataba de explorar dos casos muy concretos de la relación que se establece entre el cuerpo del intérprete escénico y la imagen electrónica. Son dos direcciones de investigación en las que cuerpo real e imagen virtual coexisten en el escenario y se intersectan continuamente durante esa coexistencia: la emanación y la contención.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>